¿Puede evitar ser deportado?

Uno de los recursos más utilizados al momento de planear un proyecto de vida es el de irse a otro país en busca de nuevas oportunidades, de ofertas laborales o académicas que abran las puertas para mejores condiciones y la posibilidad de conocer nuevas personas y culturas que lo enriquezcan y ayuden a avanzar como persona. Sin embargo, dadas diversas circunstancias puede llegar a enfrentarle a una posible deportación hacia su país de origen, y es aquí cuando más necesitaremos la ayuda de un profesional experimentado que pueda brindarnos la ayuda necesaria para sacar el mejor partido posible en estas circunstancias tan adversas para evitar que nuestro proyecto de vida sea detenido a causa de este problema legal.

Es crucial tener en cuenta que la deportación es un proceso el cual tiene la posibilidad de ser detenido o incluso abolido completamente, e incluso, bajo la guía de alguien capaz, puede significar un aseguramiento de su estadía en los Estados Unidos. Existen diversos tipos de amparo por el cual una deportación puede ser cancelada, por ejemplo, cuando la persona podría llegar a enfrentarse a riesgos contra su vida en su país de origen. En este caso, a veces se ofrece la protección a través de asilo político.

También hay casos en el que personas que incluso llegaron ilegales al país, al demostrar que durante su estadía (por un período mínimo de 10 años) no ha cometido crímenes, y que su partida dejaría en mala posición a su cónyuge y/o hijos, puede llegar incluso a brindársele la opción del cambio de estatus, en donde se pasa a ser un ciudadano permanente del país.Además, es importante notar que el acompañamiento de un abogado de defensa en contra de la deportación puede llegar a brindarnos herramientas no exploradas previamente, como la cancelación de la deportación durante la pandemia, justificada en una exposición que pueda atentar contra su vida en su país de origen.

Asimismo, cabe notar que incluso si las circunstancias no son favorables, su abogado de deportación puede ofrecerle los mejores consejos para tomar la decisión más adecuada dependiendo de su caso específico, llegando incluso a la opción de la salida voluntaria del país, evitando así la deportación, con la gran ventaja que se obtiene de no recibir una prohibición del reingreso a los Estados Unidos por 10 años, e incluso ofrecer un mejor historial para una posible petición de ciudadanía permanente futura.


Compartir